Intel > Cascadia

Historia de Cascadia

Sueños utópicos y guerras civiles. Corporaciones tiránicas y manifestantes apasionados. La historia de la nación de Cascadia es abundante y turbulenta. Sigue leyendo para conocer un resumen de sus hitos más importantes.

Intel > Cascadia

Historia de Cascadia

Sueños utópicos y guerras civiles. Corporaciones tiránicas y manifestantes apasionados. La historia de la nación de Cascadia es abundante y turbulenta. Sigue leyendo para conocer un resumen de sus hitos más importantes.

Los años de OmniStat

Los años de OmniStat

De la Gran Regresión surgió OmniStat. Inspirado en los relatos de antiguas utopías y sociedades sin clases en las que todos los ciudadanos eran iguales y compartían la propiedad de la producción, OmniStat absorbió rápidamente la mayoría de los asentamientos aislados y ciudades supervivientes, en ocasiones de forma pacífica, otras veces no tanto. Hubo quien se negó a reconocer el modo de vida de OmniStat y se resistió hasta el amargo final, lo que provocó mucha discordia y paranoia.

Pese a todo, se seguían haciendo progresos, se redescubrían antiguas ideas y se desarrollaban nuevas tecnologías. De forma lenta pero inexorable, la civilización comenzó a salir del limbo de la Regresión y las ciudades de OmniStat crecieron más rápido al abandonarse los asentamientos menores. Algunas Greylands destruidas en las viejas guerras volvieron a cultivarse con distinto éxito y la población aumentó considerablemente.

El alzamiento Kruger

El alzamiento Kruger

Los Kruger eran una de las antiguas familias. Habían sobrevivido a las guerras y a la Regresión conservando el orgullo e incluso parte de sus conocimientos. Cuando OmniStat tomó el poder, lo aceptaron y se aseguraron importantes puestos en la fase de crecimiento del Partido. Pero nunca llegaron a abrazar la filosofía sobre la que se fundaba OmniStat y, con el paso de las décadas, la familia Kruger comenzó a planear cambios drásticos. Creían que, para que la civilización avanzara, era necesaria una sociedad radicalmente distinta, basada en la libre empresa y los logros individuales, algo que era anatema para el Partido.

Pese al riesgo de traición, los Kruger lograron unir a algunas familias a su causa, algunas con importantes miembros en el Partido y otras con una gran contribución a la sociedad. Los Bryson, los Malus y los Wanderborn-Farchild se unieron a ellos y, cuando llegó el momento, ayudaron a prender la llama de la rebelión en todo OmniStat.

La guerra civil

La guerra civil

El alzamiento Kruger coincidió con una hambruna generalizada, por lo que muchos ciudadanos estuvieron dispuestos a unirse, cansados de la policía secreta, de la élite del Partido y de unas enseñanzas políticas opresivas. Décadas de odio y frustración ayudaron a convertir una chispa en un incendio más devastador de lo que los conspiradores habrían imaginado y una amarga guerra civil asoló OmniStat.

La lucha duró varios años y los Kruger tuvieron que reconocer que la suya no era la única visión de una sociedad ideal. Había otros que vieron aquellos tiempos turbulentos como una oportunidad ideal para formar sus propias asambleas y, cuando el polvo se asentó, tres naciones surgieron de las cenizas de la civilización más poderosa del planeta. La mayor de ellas era OmniStat y seguía regida por el Partido. La segunda se dio a conocer como "Cascadia" y la formaban las familias que apoyaron el alzamiento inicial de Kruger. Por último estaba Sabaeus, una teocracia fundada sobre un texto religioso de origen confuso.

La guerra provocó pérdidas terribles, entre ellas la del cabeza de familia Dieter Kruger, un visionario inspirado y altruista que, de no haber fallecido, hubiera podido tener un profundo efecto en lo que estaba por llegar.

Fundación de Cascadia

Fundación de Cascadia

Se firmó una frágil tregua y se trazaron fronteras, aunque la evidente enemistad entre Cascadia y OmniStat suponía una grave amenaza para la conferencia de paz. De no ser por la habilidad negociadora de los clérigos de Sabaeus, todo se habría echado a perder con un nuevo conflicto. Sin embargo, por fin se alcanzó el Concordato Neridiano y los representantes se retiraron para comenzar la reconstrucción.

La visión de Dieter Kruger consistía en crear una nación fundada en los principios democráticos, la individualidad y la iniciativa personal. Pero, con su muerte, Cascadia nació manchada por las intenciones egoístas de las otras grandes familias. La Constitución estipuló el derecho de voto para los ciudadanos de cierta posición y la elección libre de un presidente y una asamblea que gobernaran la nación, y esta limitación del derecho de voto fue el primer paso hacia la tiranía.

La Guerra del Triunvirato

La Guerra del Triunvirato

La Constitución de Cascadia no solo dictaba cómo debía gobernarse el país, sino que también incluía el Estatuto Corporativo, que permitía a cualquiera poner en marcha una empresa y buscar la prosperidad. Pero este Estatuto también nació fallido, pues poco decía sobre la regulación de la competencia y las prácticas injustas. Además, las familias del alzamiento se aseguraron las principales industrias y recursos desde un primer momento para partir con una inmensa ventaja.

OmniStat lo vigilaba todo con atención. Sus ideales eran diametralmente opuestos a los de Cascadia y, para sorpresa de nadie, lanzó un ataque sobre esta y Sabaeus pocos años después del nacimiento de las nuevas naciones. La Guerra del Triunvirato duró solo dos años y consistió principalmente en una interminable serie de intensas escaramuzas fronterizas. El fin del conflicto requirió de una inestable alianza entre Cascadia y Sabaeus. Desde entonces existe un alto el fuego entre las tres naciones, aunque no se llegó a firmar ningún acuerdo de paz.

El ascenso de las Casas Corporativas

El ascenso de las Casas Corporativas

El intenso odio y miedo hacia OmniStat y el Partido dio pie a una iniciativa para erradicar lo viejo y reconstruir sobre sus cenizas. Se destruiría todo cuanto recordara a la era de OmniStat y en su lugar se erigirían nuevos símbolos que celebraran la libertad y las doce familias que participaron en el alzamiento. En menos de una década, estas familias controlaban casi el 80% del mercado "libre" y su dominio no dejaba de crecer. La Asamblea de Cascadia trataba de crear leyes que limitaran la influencia corporativa, pero la mayoría de los asamblearios pertenecían a las familias y la legislación era ineficaz.

Las familias empezaron a ser conocidas como Casas Corporativas. Su dominio las convirtió en las auténticas gobernantes a efectos prácticos tras unirse en el llamado Conglomerado. Sin embargo, una vez aprendida la lección de OmniStat, se esforzaban por mostrarse abiertas a la población y circulaban historias sobre ciudadanos normales que ascendían hasta alcanzar el mismo nivel que los miembros de las Casas.

Los Disturbios de Noviembre

Los Disturbios de Noviembre

La creciente influencia de una casta media cada vez más complaciente dependía por completo de la casta baja, cuyo acceso a la sanidad, la educación y otros servicios estaba severamente limitado, hasta rozar la inexistencia. Muchos se veían forzados a vivir en las Greylands, donde las corporaciones tenían sus inmensas fábricas, cúpulas de comida y minas, y donde la vida era dura y breve. Los accidentes eran tan comunes como los cánceres y otras enfermedades debidas al entorno tóxico de las Greylands.

La tensión crecía y los movimientos se sucedían, hasta que uno de ellos, basado en ideales pacifistas, arraigó y comenzó a crecer sin cesar. Encontró su mayor apoyo en Glass, donde había sido fundado por Martin Connors, un carismático y popular músico.

Todo llegó a su fin un gélido día de noviembre, en el que se celebró la manifestación más grande hasta la fecha. Miles marcharon hasta el Centro de Tránsito Zephyr, donde se reunieron para escuchar discursos y canciones de protesta. Pero algo salió terriblemente mal, hubo disparos y, en un instante, una reunión pacífica se transformó en una terrible estampida. Hubo cientos de muertos y miles de heridos. Los disturbios se prolongaron tres días mientras Glass ardía. Entre los muertos estaban Martin y Erika Connors, además de su hija Caitlyn.

El Conglomerado alcanza el poder

El Conglomerado alcanza el poder

La población, y especialmente la casta media, estaba indignada con las manifestaciones y el daño que habían causado. Además, el Conglomerado se aseguraba de destacar la debilidad de la Asamblea y su incapacidad para controlar una situación volátil. Se prohibieron las concentraciones y las protestas, lo que reforzó aún más al Conglomerado.

Las medidas de la Asamblea demostraron ser insuficientes y tardías y, cuando el Conglomerado declaró que no era digna del gobierno, muy pocos se opusieron. Los que lo hicieron no tardaron en desaparecer y el Conglomerado se puso al mando de Cascadia. Glass se convirtió en el símbolo de su grandeza, por lo que se aceleró la remodelación y se invirtieron ingentes cantidades de recursos en convertir la ciudad en un prístino bastión del poder del Conglomerado, superado solo por Cascadia Prime, la capital, en la que reside la Junta del Conglomerado.

SE HA PRODUCIDO UN ERROR

Se ha producido un error desconocido. Inténtalo de nuevo más tarde.

MAPA EN MANTENIMIENTO

El mapa de la Beta Cerrada está fuera de servicio por tareas de mantenimiento. Inténtalo de nuevo más tarde.